About Adam (Adam y ellas, 2002)

About Adam

About Adam (Adam y ellas, 2000) es una de esas películas de las que a priori no esperas nada y terminan sorprendiéndote. No es que sea perfecta, pero tiene unas cuantas virtudes de las que no pueden presumir muchas comedias románticas.

Adam (Stuart Townsend) es un veinteañero que tiene una extraordinaria habilidad para engatusar a cualquiera que se le ponga por delante. Vamos, que es un liante, pero un liante rematadamente encantador que no actúa por egoísmo. La cuestión es que le resulta fácil saber qué quiere la gente de él, y si puede concedérselo, ¿por qué no iba a hacerlo?

Aunque no es una comedia para reírse a carcajadas, te pasas toda la película con una sonrisa de oreja a oreja, sobre todo porque no entra en ningún tipo de juicio moral al respecto de lo que cuenta. Lo que plantea es que hay situaciones a las que solemos conceder demasiada importancia que en el fondo no importan nada. La mayoría de esas situaciones son precisamente lugares comunes de la comedia romántica que se suelen utilizar como conflicto que se resuelve al final, y aquí el gran acierto es que ni son conflictos ni hay necesidad de zanjar nada.

De todas formas, de lo que trata la película en último término es de las distintas caretas que nos ponemos ante las diferentes personas que nos rodean, y de la imposibilidad de conocer bien incluso a quien tenemos más cerca. En cualquier caso, como sugiere la película, eso no es algo malo, ¿qué sería de la vida sin ambigüedades ni secretos?

La estructura de la narración también se aleja un poco de los parámetros lineales tradicionales. La historia está explicada desde los diferentes puntos de vista de cuatro hermanos, lo que va dando una visión poliédrica de ese enigmático Adam capaz de seducir a todo el mundo, desde la hermana cuarentona (Charlotte Bradley) al cuñado soporífero (Brendan Dempsey), aunque mi personaje preferido es Laura (Frances O’Connor), la hermana intelectual obsesionada con la literatura romántica victoriana.

A pesar de que la historia gira en torno a varias visiones subjetivas al respecto del mismo personaje, no van encaminadas hacia ninguna conclusión o retrato fiel. Al terminar, sabemos tan poco sobre Adam como al comenzar, pero nos ha conquistado sin remedio.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.